Home


HALLELUJAH

Sin importar dogma, la palabra Aleluya sobrecoge, invitándonos a reflexionar sobre la desigualdad cotidiana, que por tal, se convierte en paisaje. En ese espíritu bien vale la pena disfrutar la siguiente versión de Aleluya compartiéndola con todos.

Hay suficientes motivos para buscar el consenso entre todos los ciudadanos a propósito de los sucesos que son de dominio público en el mundo en general y en Colombia, particularmente, por estos días. Las consecuencias derivadas de la pandemia con su encierro obligatorio desde el mes de marzo hasta agosto, sumado a las decisiones políticas por la misma causa, han creado un escenario de incertidumbre colectiva por el destino de las personas tanto en el presente como en el futuro inmediato, debido entre otros factores, a la economía que como era de esperarse se vino abajo evidenciando la amplia gama de desigualdad e inestabilidad latente en la población en general.

Tomando en cuenta que un alto porcentaje de pequeñas empresas y negocios, después de la inicial espera y la posterior orden vía decreto presidencial para confinarse en casa, se vieron obligados a cerrar sus puertas en espera de un milagro. Milagro desdeñoso para con el grueso de la población que cada vez ve menguadas sus posibilidades de crecimiento, menos aún de desarrollo, trocándose más bien al rebusque que le pueda permitir sobrevivir junto a su familia con ingentes necesidades diarias que no dan espera, pero que no aparecen en su esfera, por lo menos hasta el momento.



ELIANA KATHERINE GÓMEZ MEJÍA Flamante Corregidora de Santa Elena

La abogada Eliana Katherine Gómez Mejía es la nueva Funcionaria Pública que regirá los destinos institucionales del corregimiento Santa Elena por el período 20/23

Mediante decreto 0817 de Agosto 28 de 2020, “Por el cual se realizan unos nombramientos ordinarios y se concede comisión para desempeñar empleo de Libre Nombramiento y Remoción en la Administración Municipal”, el Alcalde Daniel Quintero, en ejercicio de sus atribuciones legales después de haberse cumplido con el proceso de selección basado en pruebas de competencia y entrevistas realizadas oportunamente a la terna presentada con anterioridad por la Junta Administradora Local -JAL, designa a la abogada: ELIANA KATHERINE GÓMEZ MEJÍA, para el cargo de Corregidora de Santa Elena.

Breves referencias

Eliana Katherine Gómez Mejía, 31 años de edad

Abogada de la Universidad de Medellín

Especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Externado de Colombia

Conciliadora en Derecho con estudios en Género de la Universidad El Rosario  

Comunicación Política en The George Washignton University

Desempeño laboral

Asesora Jurídica en la Empresa Privada

Abogada Conciliadora en Comisarías de Familia

Apoyo Jurídico en la Corregiduría de San Antonio de Prado.

Referencia de contexto

El 10 de marzo 2020 en las instalaciones de la Casa de Cultura, la JAL de Santa Elena propició un conversatorio que congregó a la comunidad del territorio para que los candidatos a ocupar tan importante representación de la alcaldía en el corregimiento, respondieran unas preguntas planteadas de forma directa en ese evento, de modo que fueran respondidas en el auditorio frente a todos los asistentes, en minuto y medio. A continuación registramos algunas de las respuestas dadas por la actual corregidora:

JAL:

“Sabiendo los alcances de las funciones del corregidor: ¿Qué se compromete a gestionar de los temas complejos que tiene Santa Elena, que usted logre identificar y cómo haría para dar solución o gestionar sobre esos temas”?

EGM:

 “Entiendo que uno de los temas complejos que tiene el corregimiento son las zonas limítrofes, porque acá hay jurisdicción de Envigado, Guarne, Ríonegro y también por el norte con Copacabana y Bello. La corregidora se compromete a hacer una gestión para trabajar articuladamente con esos municipios y esos inspectores de policía para que cuando se presenten
situaciones, no se genere un conflicto jurisdiccional sino que efectivamente ya haya un derrotero. Que ambos estemos dialogando por el mismo lado. ¿Para qué? Para evitar esas situaciones de conflicto que se puedan presentar. Entonces: un trabajo articulado y de gestión.

Sobre las construcciones:

Hay que esperar a ver qué va a pasar con el POT. La corregidora debe jugar un papel súper importante en lo que son los diálogos, los debates, la articulación, el cabildeo. ¿Para qué? Para representar a esta comunidad. ¿De la mano de quién? De la JAL, de su acompañamiento, así como también de las Juntas de Acción Comunal de las 11 veredas y de otros cuatro sectores que también son muy importantes.

Sobre el turismo:

El tema de un turismo responsable, pero además de eso yo creo en un plus que le puede dar esta corregidora a Santa Elena, es el tema de una cooperación con gerencia de corregimientos para la internacionalización y hacer un turismo, pero un turismo responsable y sostenible”.

JAL:

¿Qué es lo que le incentiva a obtener este cargo?

EGM:

“Tengo 31 años y la mitad de mi vida la he dedicado al servicio social, al trabajo social y comunitario y al servicio público. Me motiva eso, me motiva servir. Poner al servicio de la comunidad de Santa Elena todo mi conocimiento, por afinidad con el territorio. Cuando uno crece, siempre se avala de la cultura ancestral, de lo que significa Santa Elena a nivel cultural no solamente para Medellín, sino para Antioquia y para Colombia, la cultura silletera. Preservarla: hay que preservar la cultura silletera”.



CHILE

“La Estrella Solitaria”

Primer país Sudamericano en decir adiós a las bolsas plásticas



Antigua y Barbuda (Según la ONU), fue el primer país Latinoamericano y del Caribe, que en 2016, prohibió el plástico de un solo uso y tiene en vigor una ley que prohíbe su uso a escala nacional.

Sin embargo es necesario anotar que Bangladesh fue el primer país del mundo en prohibir las bolsas plásticas en 2002, luego de que éstas bloquearan el sistema de drenaje durante una inundación.

Así mismo en 2016, Francia, prohibió por primera vez el uso de vasos y platos plásticos.

Los australes están entre los países de mayor liderazgo, desarrollo y educación en Latinoamérica, junto a Uruguay, Brasil, México, Argentina.

Estos pueblos hermanos han sido referentes en muchos aspectos, sobre todo en lo político. Por supuesto cada uno ha debido recorrer su propia versión de luchas desde la Colonia para liberarse del yugo español en unos casos, del portugués y norteamericano entre otros, en sus respectivos momentos.

Por esos mismos caminos, desde el sur, vinieron las primeras Constituciones Políticas de nuestras naciones. De hecho al concretarse la revolución francesa, producto de la misma, en 1791 se escribió la primera constitución de la historia francesa, promulgada por la Asamblea Nacional Constituyente el 3 de septiembre de 1789 y aceptada por Luis XVI. ​Contenía la reforma del Estado francés, quedando Francia configurada como una monarquía constitucional. Tres años después (en el mismo mes de septiembre) se proclamaba la República. Estado en el que a su vez se concretó al juicio que terminó por mandar a la guillotina al Rey Luis XVI el 21 de enero de 1793… pero esta interesante historia la disertaremos en otro momento. Mencionando solo por contextualizar, que los aires republicanos enarbolados por los galos tocaron también nuestras puertas abriendo la posibilidad, como en efecto ocurrió, que también por acá empezáramos a escribir igualmente las nuestras, mismas que se consolidaron en cada territorio conforme avanzaba la liberación y se gestaban asambleas constituyentes. Por ahora entonces, retomemos la temática que nos ocupa.

Si bien Chile efectivamente es el primer país de esta parte del continente en poner en vigencia una ley aprobada exactamente dos años atrás, el 3 de agosto del 2018, conocida coloquialmente como “chao bolsas plásticas”, también hay que mencionar su señalada cifra récord de ser el primer generador de basura plástica por habitante en el continente. Ese nada honroso primer lugar, contrajo a su vez un compromiso moral ineludible, al que supieron responder efectivamente de modo práctico. Al punto que hoy, Chile, se suma a la lista de países que luchan con ley en mano contra la contaminación y a favor del ambiente que vamos a heredar a nuestros hijos.

Bueno, aquí contamos desde ya con un hecho contundente que se convierte en ejemplo para los demás países, particularmente de esta parte del trópico y subtrópico sudamericano.


Referentes en el Mundo

Estos son los países que prohíben el uso de plástico:

Irlanda

Desde el año 2002 autoridades irlandesas implementaron el PlasTax. Consiste en un impuesto del 20% sobre las compras, que se aplica a los usuarios de bolsas plásticas. La medida causo efecto de inmediato: el consumo de bolsas cayó en un 90%y el dinero recaudado fue destinado a programas de protección ambiental y de reciclado.

Argentina

En este país, existe una amplia diversidad de normas medioambientales, de distinto nivel. Sin embargo, el uso de las bolsas plásticas sólo se encuentra prohibido en la legislación provincial de las siguientes provincias: Neuquén, Río Negro, Chubut y Buenos Aires.

Australia

No existe en este país una legislación nacional. La prohibición de las bolsas plásticas se aplica a través de normativas estaduales, vigentes en 4 estados: Tasmania, Australia del sur, el territorio del norte y el territorio de la capital australiana

México

No existe una ley federal que establezca la prohibición nacional del uso de bolsas plásticas no biodegradables, pero si hay disposiciones estatales, en el Distrito Federal de la Ciudad de México se prohibió las bolsas plásticas mediante la modificación en el año 2010 de la Ley de Residuos Sólidos del 2003.

Inglaterra

El 14 de septiembre de 2013, el Viceprimer Ministro, Nick  Clegg, anunció en Inglaterra la imposición de una tasa obligatoria de cinco peniques por el uso de bolsas plásticas desechables. Esta entró en vigor en 2015.

La recaudación proveniente de esta tasa, que sólo se aplicará a los supermercados y grandes tiendas, se destinará a obras de caridad.

China

Desde el 1° de junio de 2008, dos meses antes de iniciarse los Juegos Olímpicos de Verano en Beijing; en China se dictó una regulación nacional prohibiendo a las empresas la fabricación, venta o uso de bolsas plásticas de menos de 0,025 milímetros de espesor

España

El Gobierno español aprobó en marzo del 2011 un anteproyecto de una ley de residuos, que pretende reducir paulatinamente el consumo de bolsas de un solo uso hasta suprimirlas definitivamente en 2018.

Estados Unidos (EE.UU.)

En los Estados Unidos de América (EE.UU.) no existe aún una legislación federal que establezca la prohibición de las bolsas plásticas en todo el territorio nacional; siendo esta materia regulada actualmente sólo a través de normas de nivel estatal o local como por ejemplo: Delaware, Illinois, Maine, Nueva York, Carolina del Norte, Rhode Island y el Distrito de Columbia y California.

Francia

Finalmente, con fecha del 26 de mayo de 2015, fue aprobada la prohibición de la entrega y/o venta de bolsas plásticas no biodegradables en los supermercados franceses.

Alemania

En Alemania los comercios minoristas voluntariamente cobran a los clientes por las bolsas de plástico que se les entrega. En los supermercados habitualmente se cobra alrededor de 10 a 15 centavos de euro 80 por cada bolsa.

Senegal

En Senegal entra en vigor una ley adoptada en abril pasado por el Parlamento senegalés destinada a proteger el medio ambiente y la fauna del país, la nueva ley prohíbe la producción, importación, venta y distribución de estas bolsas en todo el territorio nacional, ya que en los últimos años se habían convertido en un gran problema debido a su extendido uso.

Otros países que prohíben el uso de bolsas de plástico otorgando multas e impuestos y evitan la entrega de bolsas en el comercio son: Suiza, Taiwán, Israel, Singapur, Canadá, Dinamarca, Italia entre otros.

Interesante dato anexo sobre las frutas, para una mejor alimentación:¿Como identificar si la fruta o verdura que compras es orgánica o transgénica?

https://cceea.mx/blog/medio-ambiente/como-identificar-si-la-fruta-o-verdura-que-compras-es-organica-o-transgenica




LOS MEDIOS DE ‘DESCOMUNICACIÓN’ EN AMÉRICA LATINA*

Logo

Los medios de comunicación tradicionales desarrollarán una beligerancia extrema ante los gobiernos de izquierda que emergen desde los primeros años del siglo XXI. Se reconvierten y asumen el rol de oposición política en un claro desbordamiento de sus funciones comunicativas e informativas.

Los medios de comunicación masiva en América Latina
comparten con los del llamado mundo occidental las dos principales
características que hoy les definen. De una parte, su alta concentración en
cada vez menos manos, conformando auténticos oligopolios mediáticos; de otra,
la homogeneidad ideológica para la defensa del sistema neoliberal.

Sin embargo, esos mismos medios latinoamericanos
comparten entre ellos y de forma especial durante las últimas dos décadas, una
característica más, específica del continente: Los medios de comunicación
tradicionales desarrollarán una beligerancia extrema ante los nuevos escenarios
de gobiernos de izquierda que se operan desde los primeros años del siglo XXI.
Se reconvierten y asumen el rol de oposición política en un claro
desbordamiento de sus funciones comunicativas e informativas, sustituyendo en
gran medida a las fuerzas hegemónicas hasta entonces del sistema, ahora
desubicadas, descolocadas ante los profundos cambios que se producen en ese
escenario continental.Hay que recordar, una vez más, que la práctica totalidad
de estos nuevos gobiernos provienen de situaciones de agudas crisis sociales y
económicas que se tradujeron de un lado, en fuertes protestas de la población
por su empobrecimiento continuo y el aumento escandaloso de la brecha de
desigualdades; por otro lado, en criminalizaciones y represiones constantes del
sistema como mecanismos para frenar la protesta social. Sin embargo, la llegada
a los gobiernos de las nuevas fuerzas sociales y políticas no es consecuencia
de estallidos más o menos revolucionarios, sino de victorias electorales en
absoluto respeto a la legalidad democrática en los diferentes países. Es
importante remarcar esta realidad pues será, posteriormente, una constante la
acusación a estos gobiernos de ser tiranías o dictaduras.

La llegada a los gobiernos de las nuevas fuerzas sociales y políticas no es consecuencia de estallidos más o menos revolucionarios, sino de victorias electorales.

La articulación e implantación de medidas que cierran
en alto grado el ciclo del neoliberalismo suponen programas de profundas
reformas institucionales y sociales (asambleas constituyentes, autonomías
indígenas, recuperación pública de sectores productivos estratégicos, extensión
de derechos) que hacen tambalearse al propio sistema dominante durante las
últimas décadas. Son momentos de emergencia de nuevos movimientos sociales
(indígenas, campesinos, barriales, feministas) y de novedosos liderazgos
políticos (Hugo Chávez, Rafael Correa, Lula da Silva, Nestor Kichner y Cristina
Fernández, Evo Morales, Fernando Lugo, Manuel Zelaya, José Múgica), que
alterarán totalmente la escena geopolítica de América Latina. Por otro lado,
aquellos sectores que fueron dominantes durante las décadas precedentes, las
élites económicas oligárquicas y la llamada clase política tradicional
asimilada y defensora del sistema neoliberal y capitalista, entran en una fase
de desarticulación, de rencillas, de desorientación, resultado del fracaso de
sus postulados neoliberales que no han provocado sino un empobrecimiento brutal
de las grandes mayorías. Se puede afirmar también que junto a esas
tradicionales oligarquías y partidos latinoamericanos los gobiernos
occidentales (EE.UU y Europa) igualmente entran en una momentánea fase de
desubicación sobre lo que realmente acontece en el continente latinoamericano.
Y serán precisamente los medios de comunicación masiva los que van a ir
llenando ese vacío político y social hasta el punto de asumir la dirección en
gran medida de la que se constituirá como oposición a los gobiernos de
izquierda en todo el continente o como refuerzo de aquellos otros que
permanecen en el marco neoliberal. A partir de aquí, es fácil entender el clima
de polarización, de enfrentamiento que se irá articulando desde estos medios
hacia todas las medidas transformadoras que se vayan implantando y hacia la
globalidad de estos nuevos gobiernos, y todo ello desde una evidente defensa de
clase y de sus intereses económicos e ideológicos. De esta forma, a la par que
se empiezan a operativizar todo tipo de acciones contra estos gobiernos
(sabotajes a la economía, boicot diplomático, los llamados golpes de Estado
blandos…), serán los medios de comunicación los que jueguen un papel
determinante en el intento de generar ambientes de convulsión social, de
desgaste, de difamación, de manipulación de la opinión pública e incluso
dirigiendo las orientaciones precisas para articular esas acciones antes
señaladas y reconstruir las opciones derechistas y/o socialdemócratas,
neoliberales ambas, a fin de recuperar el status quo anterior. La agresión
informativa y comunicacional entra así en una fase importante, jugando un papel
esencial en la lucha política y parapolítica contra los gobiernos progresistas
y los movimientos sociales que ahora ocupan un lugar protagonista en la escena
de los diferentes países. Veamos algunas de sus líneas de acción en este
objetivo. Serán estos medios, entre otras acciones, los que junto a europeos
(españoles especialmente) y norteamericanos inician procesos de diferenciación
entre “gobiernos buenos”, los más afines al modelo como México, Colombia, Perú;
y los “gobiernos malos”, aquellos que mayor cuestionamiento hacen al sistema
neoliberal hasta entonces dominante, como Venezuela, Bolivia, Ecuador,
Argentina. Y afinarán desde los primeros momentos el intento de división
también al interior de este segundo hipotético bloque al separar a blandos
(Brasil, Chile, Uruguay) de radicales, según el nivel de profundización de las
transformaciones que propongan unos y otros. Todo es válido para generar
división e impedir la constitución de una largamente buscada integración latinoamericana.
Una acción más, perfectamente coordinada, será la focalización de los ataques.
Se coloca con preferencia en el punto de mira no a los gobiernos, parlamentos o
movimientos en su totalidad, sino a los diferentes liderazgos. De esta forma,
resulta más fácil manipular el imaginario colectivo, mediante la proliferación
de artículos y editoriales, que señalan al líder como tirano, loco, ignorante o
deshonesto y corrupto aún sin pruebas objetivas que sostengan estas
acusaciones. De esta forma, el proceso que éste dirija quedará igualmente
contaminado y descalificado.

Al focalizar los ataques contra los liderazgos resulta más fácil manipular el imaginario colectivo, mediante la proliferación de artículos y editoriales, que señalan al líder como tirano, loco, deshonesto y corrupto.

Ligado a todo ello, en ese mismo intento machacón por focalizar los liderazgos, está la calificación de populistas. Aunque difícilmente habría una definición mayoritariamente aceptada de este término, se teje un halo de negatividad sobre quienes se dice que lo practican. Se habla así de los líderes de izquierda como populistas y como políticos irresponsables, demagogos, sin contenidos ideológicos claros, con actuaciones y discursos que apelan solo a la pasión y emoción de “las masas” y no a las ideas y a la razón. De esta forma, los medios de comunicación tradicionales consiguen dirigir sus ataques contra las características personales de estos liderazgos y evitar entrar en análisis rigurosos y en la disputa narrativa sobre la validez o no de las políticas sociales o económicas que estos gobiernos tratarán de instaurar. La dialéctica política no interesa pues se saben perdedores, por lo que es mejor pasar el debate a términos populistas en el intento de la descalificación fácil y sin más explicaciones y/o consideraciones políticas. Este ambiente crea y recrea también las condiciones para los procesos de judicialización que se convierten ahora en una herramienta estratégica para destituir (golpes de estado blandos), desgastar o cerrar el paso a posibles nuevas victorias electorales imposibilitando su reelección o directamente encarcelando a esos liderazgos.Estos son, en gran medida, algunos de los nuevos roles asumidos por los medios de comunicación masiva en América Latina en los últimos tiempos; además del ataque sistemático contra las medidas políticas y económicas que estos procesos irán definiendo y que suponen un cuestionamiento profundo del anterior régimen neoliberal. Teniendo esto muy en cuenta se puede entender mejor algunas de las circunstancias y coyunturas de los diferentes procesos que el sistema hoy teje y entreteje, con la complicidad de los medios de comunicación tradicionales, para recuperar el papel dominante perdido en las sociedades latinoamericanas.

(*Tomado de S BLOGS. autor: Jesús González Pazos. 16 / 07/ 2019 /Artículo replicado integralmente)